Hoy es

martes, 11 de mayo de 2010

Y ahora...el turno de la siesta

Si ayer comentaba en el post anterior los efectos negativos de dormir escasas horas según los últimos estudios, ahora toca el turno de hablar sobre la siesta, el deporte nacional :-)

Un placer recomendable que puede ser contraproducente si se prolonga demasiado
La siesta es reparadora hasta el punto de aumentar el rendimiento laboral, descargar la ansiedad y desbloquear la mente, aunque conviene no prolongarla demasiado, ya que un excesivo descanso vespertino podría alterar el ciclo normal del sueño. ¿Cuánto tiempo es el recomendable? ¿Qué consecuencias tiene en nuestro organismo si se prolonga? Los especialistas recomiendan siestas de entre 10 y 20-30 minutos diarios y nunca más de 40.

Los expertos repiten continuamente lo importante que es dormir lo suficiente. Pero, independientemente de las horas de descanso nocturno, alrededor del mediodía el cuerpo delata cierta somnolencia. ¿A qué se debe, entonces?

"No es por la comida, como suele pensarse, es que el cerebro pide un parón", afirma Victoria de la Fuente, psicóloga especialista en alteraciones del sueño de la Unidad de Alteraciones del Sueño del Institut Dexeus de Barcelona, quien asegura que es por eso que tomamos bebidas estimulantes después de comer como el café o el té. "La siesta es un período en el que el cerebro precisa de un breve descanso (entre las dos y las cuatro de la tarde). Por eso tenemos sueño en este periodo de tiempo. La digestión produce un pequeño estado de sueño que se une a la siesta", afirma el conocido neurofisiólogo Eduard Estivill.
Los beneficios de una buena siesta no aumentan cuanto más tiempo se duerma. Todo lo contrario. Su duración adecuada se encuentra entre los 20 y los 30 minutos, aunque en ocasiones con 10 minutos es suficiente. Cuando la siesta se ajusta a ese periodo, las personas se adentran en los primeros peldaños del sueño y no se interfiere en la vigilia. Si se sobrepasa esta media hora, es más difícil despertar y cuando se consigue es frecuente hacerlo con mal humor, y con la sensación de no haber descansado lo suficiente.


La popular "modorra" y el mal genio tras la siesta se origina cuando el descanso se prolonga en exceso. El motivo es que se profundiza demasiado en el sueño y se entra en la etapa de movimiento rápido de los ojos, conocida como sueño REM (siglas que corresponden a las palabras inglesas Rapid Eyes Movement -movimiento rápido de ojos- ), y ya no resulta tan fácil despertar. A medida que el sueño avanza, se produce un bloqueo en la recepción de la información sensorial que facilita el descanso. Esa es la razón de que un despertar durante el sueño profundo, sobre todo si ya se ha entrado en la fase REM, provoque gran desorientación, desazón y hasta confusión. Por todo ello, lo más apropiado es intentar echar una siesta cada día que no dure más de treinta minutos.

Fuente: http://www.consumer.es/

En cuanto a los entrenos, comienzo esta semana de sobrecompensación o "tappering" con 2 sesiones de spinning (1h30') este lunes, que ya me han ido bien para activarme después de pasar un fin de semana con comidas copiosas (Será que ya he comenzado la carga de carbohidratos? Jeje)

7 comentarios:

Xavi Garcia dijo...

Miguel Angel, gracias por recordar esta valiosa información!

Saludos desde Tokyo!

¨XTB¨ Xavi.

manuelbinoy dijo...

En ese terreno estoy libre de culpa y de posible premio; en mi vida he hecho una siesta.

Jorge Danoz dijo...

Yo hago carga de carbohidratos todo el año jojojojo! ;)

David dijo...

Miuy buena entrada Miguel!!!
Saludos.

Angel dijo...

Toda la razon en los dos ultimos post. Yo tampoco me hecho nunca la siesta, pero es cierto que te levantas atontado si estas mucho rato.

Y por cierto, me he puesto al dia y vaya entreno del otro dia, enhorabuena. Eso es entrenar,jejeje.

Un abrazo

rob dijo...

hola Miguel Angel,
estoy de acuerdo en todo,sobretodo en lo mal que uno se levanta si se pasa de rato en la siesta..a mi los domingos que me toca madrugar si duermo siesta..es que me levanto fatal...pero me puede mas el sueño.
yo suelo hacer cada día una siesta de esas cortas..de no más de 15 minutos...justo para hecharme en la cama..cerrar los ojos y estar medio dormido.
los días que no la hago,la hecho de menos.
un saludo!

Xavi "Kanyilles" dijo...

Ya os digo yo que cuando puedo me pego esa siesta de 10 a 20 minutos y realmente es reparadora ... TREMENDAMENTE provechosa para el cuerpo y para la mente.

Miguel, merci pel post.

X.