Hoy es

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Trabajo específico de la fuerza en el agua

Continuando con la serie de entradas "Entrenamiento de la fuerza en el triatlón" (podeis consultar las dos anteriores entradas clicando aquí y aquí), hoy me centro en el tema del entrenamiento específico de la fuerza en el agua.

El objetivo del trabajo de fuerza en la piscina será el de mejorar la capacidad de impulsarse en el agua en cada brazada. Entendemos que el triatleta ya ha alcanzado un buen nivel técnico en el gesto, y necesita mejorar su capacidad de propulsión a costa de ganancia de fuerza. La natación nos ofrece una gran gama de ejercicios a realizar. Algunos de ellos serían:

- Nado con palas y manopla: Aumenta la superficie de propulsión de la mano en el agua, obligando al triatleta a una mayor implicación muscular. Las palas, además, obligan a realizar una técnica de brazada más correcta.


- Gomas atadas al nadador: El nadador se coloca unos tirantes que van sujetos al borde de la piscina mediante una goma gruesa. El nadador sale a una alta velocidad en dirección al borde opuesto, aumentando la resistencia que realiza la goma conforme se aleja, hasta que la resistencia resulta insalvable.

- Gomas en el agua: El mismo trabajo que se realiza en seco con las gomas, simulando el gesto técnico, puede realizarse dentro del medio acuático.

- Nado con ropa: Ejerce un efecto de aumento de la resistencia al avance.

- Nado con cabeza fuera: Se trata de un gesto típico en el triatlón para orientarse en el medio, y en el entrenamiento técnico deberá incluirse para realizarlo con la menor alteración posible de la posición del cuerpo. No obstante, el nado con cabeza fuera provocará el hundimiento del centro de flotación del nadador, y por lo tanto, el aumento de la resistencia frontal.

- Nado contracorriente: A parte de en piscinas específicas con esta tecnología, el triatleta también puede entrenarse contracorriente en ríos, canales y en el mar.

- Arrastre de compañeros: Se aumentará exponencialmente la resistencia al avance con el entrenamiento por parejas, en el que uno se sujeta de los tobillos (o los hombros) de su compañero.

- Nado con muñequeras o tobilleras lastradas: Obligarán a prestar una mayor atención en el gesto técnico y un mayor batido de pies para mantener la flotación.

PD: Ayer martes sumé otra buena dosis de entrenamientos. Dos clases de spinning fuertes (1h30'), 1000 metros de natación con algunos toques de velocidad en series de 50m (0h20') y algo más de 10 kms con la grupeta Áccura Running a ritmo cómodo (0h54').

3 comentarios:

David dijo...

Buena entrada Miguel, y no te guardas nada cuando entrenas.

esqueri dijo...

Buenos consejos Miguel. Van muy bien para ponerlos en práctica.
Gracias.

Miguel Angel dijo...

Me alegra que os interese. Gracias por leerlos!

Saludos