Hoy es

viernes, 10 de junio de 2011

A las puertas del paraíso...

Ya no queda prácticamente nada para llegar al gran reto de este año. Niza, una vez más, me está esperando con los brazos abiertos y estoy deseando llegar allí más que en ningún otro año en los que he participado en un Ironman. No sé si será por el estado de "buenaesperanza" de Raquel, porque me encuentro físicamente mejor que en ninguna otra temporada, porque vamos una grupeta de amigos espectacular, o por el encanto de la Costa Azul y su glamour...
Supongo, y estoy seguro, que será una mezcla de todo. Estoy deseando lanzarme a esas cristalinas aguas y recorrer sus 3800 metros, para después montarme en la cabra y dar pedales por el interior de los Alpes Marítimos a lo largo de 180 kms y, después de todo esto, todavía tener una sonrisa en la cara para recorrer los 42 kms que me separan del "cielo" (eso sí, pasando previamente por ese infierno en forma de 8 rectas de asfalto de poco más de 5 kms cada una).

Con esta semana, a falta todavía del último entrenamiento largo en bici junto a todo el equipo i3Triathlon, concluyo los microciclos de carga y a partir del martes me esperará la ya ansiada fase de tapering o puesta a punto, en donde el volúmen de entrenos empezará a bajar, manteniendo algunos toques de calidad para no perder la forma.

De momento, en lo que llevo de semana he acumulado algo más de 12 horas de entrenos, casi todas sobre la bici de spinning, con un poco de piscina y 27 kms de carrera a pie (Contando la machada de este viernes, que he hecho 17 kms en la cinta durante 1h20').

En la preparación específica para el IM que he llevado esta temporada, concretamente 4 meses, he hecho algunas modificaciones respecto a las anteriores y he corroborado que me han venido muy bien (Lo pude comprobar en el pasado Half Challenge).
Primeramente he concentrado casi todo el volúmen de entrenamientos entre el spinning y la bici, cuando otros años no había acumulado a estas alturas de la temporada tantos kilómetros sobre las dos ruedas.
Segundo, aunque parezca un sinsentido el hecho de estar lesionado y parado sin correr durante casi 2 meses a causa de la periostitis tibial, me ha venido de perlas, ya que al parecer todo se ha regenerado bien, el cuerpo ha tenido un descanso que pedía a gritos y he vuelto mucho mejor de como estaba antes, corriendo más rápido y con más resistencia a la fatiga, provocado en parte por el aumento de los kilómetros sobre la bici. Si me dicen el año pasado que, por ejemplo, correría la 1/2 maratón del Half Challenge Barcelona a 4'04/km me moriría de la risa.
Por último, en los entrenos de natación he intentado modificar un poco la técnica de nado, aprovechando más la brazada y el deslizamiento, ya que anteriormente tenía tendencia a bracear muy rápido debido a los hábitos cogidos en el waterpolo. Así que quizá sea ahora un poco más eficiente.

Faltan solo 15 días!!!

5 comentarios:

Tovarich Javo dijo...

Mucha suerte crack! Estos últimos 15 días pasarán muy lentamente, pero cuando estés en Niza dirás "Joder, ya estamos aquí".

Un abrazo!

Pablo dijo...

Solo que se haga justicia...batiras todas tus marcas!!!

Un abrazo desde vinaròs

Anrhick dijo...

Ben preparat que hi vas nano! Que us vagi molt bé a tots el del npu club!

Salut!

Max i David dijo...

Ànims company, pels entrenos que has fet, segur que et surt tot perfecte!

Salut

Angel dijo...

Lo llevas genial. 17 kms en una cinta, eso es la leche. Te va a salir un iM muy bueno, ya veras.

Animo con esta semana tranquila.

Un saludo.