Hoy es

jueves, 25 de agosto de 2011

Cálculos...

… (y no matemáticos precisamente). Llevo prácticamente una semana bastante fastidiado, a base de analgésicos y antiinflamatorios, debido a un fuerte dolor que me cogió el sábado pasado en la zona de los riñones, abdomen y vejiga.


Todo comenzó con la visita a urgencias a la Cruz Roja de Hospitalet el domingo por la mañana y tras dos horas de espera y una análisis de orina que salió correcto, no me diagnosticaron nada en concreto y me dijeron que probablemente sería una leve gastritis. Una receta de analgésicos y para casa.

El lunes la cosa empeoró, y sumé otra noche más sin dormir (y ya iban tres). Al levantarme volví a acudir a urgencias pero esta vez al Hospital Clínico. Con un posible cuadro de cólico nefrítico me ingresaron por la mañana y me hicieron unas cuantas pruebas más (otro análisis de orina, uno de sangre y una radiografía de abdómen y vejiga). Afortunadamente todas las pruebas fueron satisfactorias (excepto el análisis de sangre, en el que salió reflejado una hiperbilirrubinemia) y al mediodía me dieron el alta, esta vez con un diagnóstico algo más concreto. Probablemente tenga arenilla acumulada de los restos de un cálculo renal. De momento he de “abusar” de la medicación que me dieron (Enantyum e ibuprofeno) para paliar las molestias y el siguiente paso es esperar la visita del urólogo para corroborar el diagnóstico y seguir el tratamiento adecuado.

Esperando en el box de urgencias a que me hiciesen efectos los analgésicos por vía venosa

Obviamente, la única actividad física que estoy realizando estos días son las pocas clases de spinning que tengo durante estas semanas.

4 comentarios:

Felipe Domingo García (Lipe) dijo...

Mucho ánimo y a recuperarse lo antes posible.
Saludos desde los madriles.

Celina dijo...

Cuánto lo siento! cuídate mucho, lo importante ahora es recuperarse bien. Un besote

Jose Brehcist dijo...

Espero que no sea nada serio y te recuperes rápido.
Ahora toca reposo, aunque nunca nos guste hacerlo.
Ánimos

Carles Aguilar dijo...

Estoy seguro que el urólogo sabrá cómo resolver este "pequeño" problema y recuperarte cuanto antes para que vuelvas en plenitud de facultades a tu actividad deportivo habitual.... Seguro que no es nada importante..!!